Entrevista a la artista zaragozana Vicky Tafalla

14 marzo, 2017  por Rita Lorenzo
0


Con motivo del próximo estreno de “Tu palabra hágase en mi” en el Teatro del Mercado de Zaragoza, nos reunimos con Vicky Tafalla, la protagonista de este monólogo escrito por Miguel Ángel Mañas y dirigida por Santiago Meléndez.

Vicky Tafalla es actriz, cantante y bailarina. Estudió Arte Dramático en la Escuela Municipal de Zaragoza y ha trabajado durante seis años en El Plata Cabaret, también ha actuado en diversos cabarets como “Amarte Cabaret” o “Cabaret Shangai”, así como en obras como “El porvenir está en los huevos” o “La casa de Bernarda Alba”, también tiene varios espectáculos propios con su compañera y amiga Esther Ferrández.

Bueno Vicky, ante todo muchas gracias por hacernos un hueco, ya que estamos a menos de una semana del estreno y sabemos que la última semana antes de un estreno es la más tensa.

¿Cómo llevas los nervios?

– Muy mal. ¡Estoy cardiaca! jajaja. Lo llevo peor que otras veces, ya que es otro género diferente al habitual, otras veces siento nervios pero son nervios de “tener ganas”, esta vez siento miedo; miedo a lo desconocido ya que es una obra muy alejada de lo que hago normalmente, pero también es un miedo “con ganas”.

 

Hablemos sobre la obra, “Tu palabra hágase en mí” es un texto de Miguel Ángel Mañas que denuncia de manera poética y sin tapujos la situación de muchas mujeres que están inmersas en la prostitución.
¿De dónde nace este texto? ¿Has tenido ocasión de conversar con el autor?

– Si, nos contó que el texto nace de la necesidad de contar esta situación que existe en la sociedad. En cuanto al personaje me dio alguna pista pero tampoco quise que me lo describiera. Miguel Ángel no ha asistido a los ensayos, todo se ha basado en cómo ha recibido Santiago el texto y cómo ha querido transmitirlo.

 

¿Y cómo crees que ha enfocado Santiago el texto?

– Lo tenía todo muy claro desde el principio, aunque durante el proceso ha habido muchos cambios. Es un texto que ayuda a la hora de construir la emoción y la construcción del personaje pero es muy distinto leerlo que representarlo. Nos dimos cuenta que había cosas que en el texto son necesarias acentuar pero que a la hora de materializarlas no lo eran. Porque a la hora de representar la obra estás dibujando una escena, no hace falta describirla.

 

El título evoca algo bíblico ¿tiene relación con este tema? ¿quizá la culpa?

– Justo el otro día hablábamos sobre el título, y comentábamos que tanto el título como la obra en sí tendrá un sentido para el autor, pero para cada espectador le va a remover diferentes cosas. Si existe un paralelismo puede que sea que eres un instrumento de algo superior, o quizás por el sacrificio y el punto mártir, pero yo no encuentro ninguna evocación a lo bíblico en cuanto a como yo siento el personaje.

 

 

¿Qué sentiste cuando leíste el texto por primera vez?

– Sentí miedo, tanto por el texto, que es muy difícil, como por el tema del desnudo, pero lo hemos eliminado ya que no era necesario y ya tenía suficiente peso al tratarse de un monólogo con gran carga emocional, como para además tener que enfrentarme a un desnudo. También sentí evocaciones a Salomé, sin tener nada que ver en la historia, pero sí en la forma.

 

La última vez que pisaste el Teatro del Mercado fue en “Cabaret Shangai”, también bajo la dirección de Santiago Meléndez y también bajo la producción de Factory Producciones. ¿Cómo habéis enfrentado este nuevo proyecto tan diferente?

– En lo personal he tenido que preparar a mi familia y conocidos que suelen venir a verme a otros estilos para que sepan que aquí ni canto, ni bailo, ni es humor, simplemente para que lo sepan y no se lleven sorpresa. Yo estoy muy contenta de enfrentarme a esto ya que para ser actriz tienes que experimentar todo tipo de papeles, es lo que te hace crecer en la profesión, creo que es fundamental.

 

Y ¿Cómo lo llevan tus amigos y familiares?

– Bien. Mi madre siempre me dice: “Hija mía, si tienes que hacer de puta serás la mejor puta, si tienes que hacer de niña dulce serás la mejor niña dulce y si tienes que hacer de vieja serás la mejor vieja”
Amor de madre…jeje.

 

¿Te gustaría ahondar en otros estilos?

– Sí. Experimentar es la única vía que tenemos para aprender, para nutrirnos como intérpretes.

“Cabaret Shangai” estuvo presente durante los Pilares de 2016 y tuvo una gran acogida entre el público ¿El proyecto sigue adelante?

– Si, tenemos futuras fechas programadas.

 

¿Qué tal fue la experiencia?

– Muy guay, es jugar en casa, es lo que me gusta. Sí que había una canción que la enfrenté también con un poco de miedo porque era más dramático pero salió muy bien, fue una experiencia muy buena.

 

 

También estuviste bajo la dirección de Santiago en “La casa de Bernarda Alba”¿Cómo es Santiago Meléndez como director?

– Trabajar con él es muy cómodo, demasiado cómodo incluso, te va dando pautas muy claras y se van aclarando todavía más conforme va avanzando el proceso, te da mucha libertad, te deja experimentar y si una pauta no te sirve, pasa a otra cosa. También es muy productivo trabajar con él.
Tengo mucha confianza en él y siento que él confía mucho en mí también, con lo cual siento que lo hago bien.

 

¿Cómo es la puesta en escena de “Tu palabra hágase en mí”?

– El escenario es casi desnudo, no hay demasiados elementos y los que hay son los necesarios, el texto pide neutralidad para jugar con efectos de luz y así crear un ambiente muy íntimo, ya que soy yo sola, es mi tormento, mis pensamientos, mi sufrimiento. La idea inicial ha ido evolucionando, de hecho ha habido elementos que se han ido descartando. Hay una estética determinada que ayuda a situar y a acompañar, de alguna manera. Y, a pesar de que el texto está concebido como monólogo, se ha incluido un personaje masculino, interpretado por Ángel Gotor, para apoyar la escena, para apoyarme a mi y no estar sola en escena y porque ayudaba a contar determinadas cosas.

 

¿Qué sensaciones crees que se va a llevar la gente?

– No tengo ni idea. Un poquito de schok. No sé, estoy muy impaciente por ver lo que pueda pensar la gente. Yo creo que en algún momento te tiene que tocar, todos tenemos una madre, una hermana, una novia. La madre está muy presente. Tengo una amiga que me dice: “¡Ay! no sé si ir a verte, no quiero sufrir” yo le digo que no va a sufrir, son sensaciones diferentes. Es un texto que no es narrativo, un texto complejo, no es coloquial, son palabras, pensamientos, es abstracto, incluso cubista…sin embargo está lleno de momentos en los que se empatiza mucho, que conectas con sensaciones.
Tengo muchas ganas de hacerla con público ya que con público cambia tanto… Ángel comentaba que hay muchas obras dentro de “Tu palabra hágase en mi”: una es la que ha escrito el autor, otra es la que ha interpretado el director, otra la que yo plasmo y vivo, y luego hay una por cada espectador que vaya a verla.

 

Por cierto, ¿haréis coloquio después del espectáculo?

– Sí, lo haremos después de la función del sábado.

 

 

Véndela un poco. ¿Por qué debería ir el público a verla?

– Soy muy mala comercial, pero sé que no va a dejar indiferente a nadie. Desde luego te va a hacer pensar.

 

¿Qué es lo que más te ha gustado a ti?

A mi me ha gustado mucho hacerla. Y luego me atrae la temática poder/sumisión – abuso de poder – esclavitud… Yo creo que estamos en un mundo que se ha sexualizado todo demasiado. No soy una mojigata precisamente, el desnudo no es algo que ataque, pero cada cosa tiene su momento. Ahora me molesta más que antes ver según que imágenes, ver según que actitudes, creo que se ha perdido la intimidad en el sexo, sé que hay sexo por sexo evidentemente, pero si los medios nos lo venden a todas horas, se puede normalizar tanto que puede llegar a no ser sano; el sexo es algo que tiene que estar en nuestra parcela interior, tiene que ser una cosa nuestra, íntima. Enfrentarme a este papel, cómo puede llegar a vivir una persona la comercialización del sexo, me ha movido mucho.

 

 

¿Qué has aprendido profesionalmente de esta experiencia?

– El hecho de tener que enfrentarme sola a un papel; aunque esté Ángel, el peso recae en mí. El tener que estar sí o sí, a pesar de tener días buenos y días malos, te tienes que apoyar en ti misma. Y sobretodo he aprendido a arriesgar, a probar cosas. Por ejemplo, estos últimos días, al tener ya los últimos elementos, he vivido nuevas experiencias que me han podido bloquear y he tenido que aprender a encajar esas nuevas sensaciones.

 

Eres una actriz, aparte de completa -ya que también bailas y cantas-, que transmite mucha fuerza y seguridad en el escenario. Supongo que el haber actuado durante tantos años en El Plata Cabaret, ha hecho que ganes en seguridad…

– Sí. Siempre me he sentido cómoda en el escenario, pero quieras o no, en El Plata hacíamos muchas sesiones, así que eso se tiene que notar por fuerza. También el público que asiste a El Plata va sin grandes expectativas y se sorprende siempre gratamente, entonces el feedback es siempre positivo y eso refuerza mi seguridad. También creo que mi cuerpo ayuda a tener presencia escénica al ser ancha, quizás; pero aunque sea ancha yo siempre me veo esbelta y grácil, así que supongo que eso es lo que recibe el espectador, jeje.

 

¿Cómo te definirías como artista?

– Polifacética. No sé si polifacética o poligenérica. Me veo capaz de hacer muchas cosas que todavía no he demostrado.

 

¿Y cómo persona?

– Muy majica, jeje… Bastante fácil de tratar, muy tolerante, empatizo hasta con las piedras y a veces eso puede llegar a ser demasiado y tengo que decirme: “juzga de vez en cuando, que no pasa nada” jaja.       No me gusta la gente que va de una cosa y es otra, es tan fácil no ir de nada… Con eso no quiero decir que no hay que implicarse, pero somos humanos y nos equivocamos y hay que entenderlo todo, porque nunca sabes lo que te puede pasar. Intento pensar qué es lo que lleva a una persona actuar de determinada manera, con lo que me resulta difícil enfadarme, y eso, a veces, me produce tristeza. Pero para eso están las palabras, para expresar lo que sientes.

 

¿Próximos proyectos?

– Con Esther siempre estamos creando ideas. Tengo proyectos pendientes, pero ahora estoy en un momento muy familiar, así que los proyectos intento que sean dosificados y que sean compatibles con una vida familiar.

Vicky Tafalla y Esther Ferrández en “Cardíaca y Plástica”.

 

Y por último Vicky… ¿Qué espectáculo u obra de teatro de los que has visto te ha impactado más y por qué?

– Pues nunca pensé que iría a ver a Leo Bassi, y lo vi en 2009 y me impactó muchísimo. Estábamos en un momento de injusticia política y empaticé mucho con todo, socialmente sobretodo. Me gustó mucho verlo, las cosas que decía… lo vi tierno y también me reí mucho.
Otro espectáculo que me gustó mucho es “Elhoy” de Alberto Beltrán, lo recuerdo con cariño porque Alberto es compañero y amigo y me emocionó muchísimo ver que eso era lo que tenía dentro y que lo había proyectado en un espectáculo. Me pareció muy bonito y lo recomiendo mucho. Fue una sensación entre gustarme mucho y sentirme orgullosa.

Espectáculo “Elhoy” de Alberto Beltrán.

 

Muchas gracias Vicky, por atendernos, por ser una gran artista y mejor persona y por querer seguir aprendiendo y arriesgando en tu profesión para poder hacernos disfrutar del teatro, sea el género que sea. 

Mucha mierda a todo el equipo de “Tu palabra hágase en mi”.

 

Lugar: Teatro del Mercado

Fechas: del 17 al 19 de marzo de 2017

Productora: Factory Producciones

Funciones:

Viernes 17, a las 20:30 h.

Sábado 18, a las 20:30 h.

Domingo 19, a las 18:30 h.

 

>> Comprar entradas

 

 




Rita Lorenzo
Veo teatro porque me gusta que me hagan sentir. Hago teatro porque me gusta descubrir los secretos del ser humano como sociedad y como individuo.







Quizás también te guste




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *