Crítica Amores Minúsculos en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza

18 noviembre, 2016  por Monica Gimenez
0


Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de ver Amores Minúsculos en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza, un interesante espectáculo que trata sobre pequeñas historias de amor y que tras permanecer en Madrid y Barcelona varias temporadas ha comenzado su gira por España.

El equipo creativo Los Zurdos comenzaros su primera andadura en el teatro con la adaptación de “Amores minúsculos”, una obra basada en el cómic del ilustrador zaragozano Alfonso Casas.

Se trata de un espectáculo fresco y ameno que nos muestra varias historias entrecruzadas de amigos y desconocidos en una ciudad que perfectamente podría ser la del espectador. Eso junto a la selección de pequeños momentos, cruces de miradas, amores de final incierto o preguntas sin respuesta, hace que el espectador se sienta identificado con sus personajes.

14352307_1098156730269997_1744338369775946793_o

Jaime (Dodi de Miquel) es un novelista que lleva tiempo sin escribir y sin una relación. Además, comparte piso con Nacho (Albert Piguillem), un ilustrador demasiado sensible que lanza preguntas sobre el amor que hacen reflexionar. Laura (Adela Silvestre) es una de las mejores amigas de Nacho, es una contable que nunca sale de casa entre semana y con un carácter peculiar que aporta divertidos momentos al espectáculo.

Una noche, Nacho organiza una fiesta en su casa y Jaime conoce a Eva (Núria Florensa), una chica peculiar que le dice que sabe perfectamente en qué día va a morir. Desde ese momento, Jaime solo podrá pensar en volver a encontrarse con Eva.

Además debemos mencionar a Carlos (Cristian Valencia) un DJ creído y seguro que nunca se fijaría en una chica como Laura pero que nos demostrará que los juegos pueden llevarnos a situaciones que no esperábamos.

Por último, David (Álbert Montes) es un chico que tiene una pareja estable desde hace más de 15 años pero que, quizás, no está viviendo la vida que le gustaría.

Las vidas de estos personajes comienzan a desarrollarse a lo largo del espectáculo creando esos amores minúsculos que nos hacen reflexionar, reir a carcajadas y emocionarnos.

Todos los actores, tremendamente jóvenes, son creíbles en sus papeles. A los personajes de Dodi de Miquel y Albert Piguillem se les coge cariño por su sinceridad ante el público y sus rarezas, Adela Silvestre y Cristina Valencia son divertidísimos dando situaciones que provocan carcajadas.

Amores Minúsculos se desarrolla en diferentes espacios pero en ningún momento los personajes abandonan el escenario. Una prueba de que los montajes no necesitan de grandes decorados para introducir al espectador en la historia.

Un espectáculo hecho con amor y para el amor.

 




Monica Gimenez
Monica Gimenez
Keep calm, the show must go on.









Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *